▬A line allows a progress, a circle does not. ○

28.5.09



Son nuestros heroes.
No importa para cuantas personas realmente lo sean, ni si los demas estan a favor o en contra, solamente importa qe nosotros los idolatremos.
Podemos encontrarlos en todos lados, en el trabajo, en los colegios, caminando por las calles, a veces con actitudes pedantes y egolatras, tanto como con sencillez y hasta ignorando qe son tan importantes para alguien.
Podemos verlos de cualqier forma, como Superman, la mujer Maravilla, Batman, Robin Hood, o como una persona normal qe vive su vida como cualqiera.
Podemos saber qe tienen y por qe son tan especiales para nosotros, al igual qe podemos desconocerlo absolutamente y vernos embelezados por algo exotico o desconodico.
Sea como sea, siempre estamos esperando encontrarlos, los buscamos en todos lados, y necesitamos tenerlos, saber qe hay algo superior qe nosotros alla afuera y qe algun dia tal vez, si tenemos mucha suerte, puede hablarnos y enseñarnos a ser como el.
Soñamos con igualar su grandeza, con alcanzarlos, hasta con ser admirados por ellos al cabo de un poco de tiempo.
Verlos nos motiva a ser mejores, a hacer planes de accion en nuestras peqeñas vidas. Nos inspira tanto como nos desalienta y logra qe nos escondamos como niños.
Pero es tan facil encontrar heroes sueltos por las veredas, qe a veces no pensamos qe algunos pueden ser para nosotros, mientras qe otros no.
Nuestro heroe correcto suele ser, tambien, esa persona qe va a acompañarnos por el resto de nuestras vidas, ese qe se va a bajar de su caballo blanco un dia para llevarnos con el a su castillo encantado.
Puede ser un amigo, qe nos de la magia de su ayuda diaria (o no), puede ser un familiar qe nos acomode en el camino qe debemos seguir, o puede ser un completo extraño qe nos ayude a levantarnos cuando nos caemos en la calle.
Entre todos estos tipos de heroe no hay muchas diferencias notables o resaltables, pero la mas visible es la importancia qe le damos a cada uno.
En general todos tenemos todos estos tipos de heroes, pero la mayoria no podemos vivir sin tener nuestro heroe principe-encantado. Qeremos ser la Bella durmiente desesperadamente, qeremos estar dormidas en nuestro palacio, esperando a qe llegue, sumergidas en el mas profundo sueño, con la esperanza y seguridad de qe algun dia llegue.
Si fuera asi seria muchisimo mas facil, porqe el hecho de estar dormidas esperando en realidad nos dejaria inconcientes hasta el momento en el qe nuestro principe llegue, y solo despertariamos si fuera el beso del indicado.
Pero no, en cambio, tenemos qe salir todos los dias de nuestras casas a buscar heroes, probandolos y viendo cuan heroicos son realmente, aceptando qe podemos fallar, teniendo qe asumir las consecuencias cuando no son lo qe esperamos o necesitamos, teniendo qe perseguirlos y encararlos o teniendo qe echarlos de nuestras vidas a la fuerza.
A veces nuestros heroes adecuados son temporales, y cuando ya cumplieron la mision para la cual fueron designados se marchan, y aunqe los vemos partir comprendemos qe ya no son para nosotros y los dejamos irse.
Pero otras veces, cuando estamos en medio de la tormenta, esperamos qe vengan a salvarnos, y vemos qe pasan miles y miles de idiotas a nuestro lado qe dicen tener la solucion, pero qe despues de un intento se van volando, y no llega nuestro heroe.
Lo importante en esas situaciones es aprender qe si el heroe correcto no llega, debemos salvartnos nosotros mismos.

No hay comentarios: