▬A line allows a progress, a circle does not. ○

12.9.10

Carta a mi amor Indie-Nerd qe escucha The Misfits y Embajada Boliviana

En una de esas fiestas casuales te encontré encontrado por tu multitud de amigos.
No diría qe estuve esperando dicha ocasión por más de 5 meses ya, aunqe sería justo reconocer la verdad volvería esta redacción melodramática de más.
Pero vamos por el principio.
No me conocés, pero yo te conozco a vos.
Tenemos UN, tan solo UN amigo en común, y su sexo es femenino.
Pero eso no importa, porqe jamás me va a servir de contacto con vos... Y tampoco lo intentaría.
Bailaba yo en la muchedumbre, no es qe estaba borracha, solo estaba un poco afectada por tanto contacto "visual" con la cerveza, el vino y el vodka.
Ya en el patio, se daba la típica situación de las fiestas anti-adolescentes de hoy, donde nos juntamos un grupo de trasnochados a mirarnos las caras y a disfrutar de un intento inmortal por la juventud eterna, simulando qe en realidad eso jamás se va a terminar.
A mi derecha comenzaron a fumar, pero no me alteró, me llamó la atención.
A mi izqiera se aproximaba un rasta-man qe tenia el pelo más largo qe yo, y estaba todo bien.
Yo intentaba disimular al principio mientras tomaba el vino qe habíamos entrado con los pibes metidito en la cartera a ocultas, pero después de algunos vasos de plástico qe nos dieron con la compra de un par de cervezas de ahí adentro (qe por cierto eran de los colores de la Navidad, ya saben, rojo y verde...) no me interesaba nada demasiado, y servimos todo lo qe qedaba de contenido en los tres vasitos.
Fumábamos tabaco como si fuera nuestra última chance de hacerlo por el resto de nuestras vidas y qisieramos guardar para siempre su sabor... O lo qe sea.
Recuerdo cuando descubrí qe tu paradero era exactamente el mismo qe el mío; fue casi mágico!
Volviendo a las primeras líneas, yo revoleaba la cabeza, pretendía hacerme la ortoface, pero exhalaba carcajadas de lo embebida qe me hallaba.
Sin embargo no era suficiente.
No era suficiente como para percibir lo qe realmente debía hacer.
Pero entonces, mientras yo situaba mi vista en la puerta de ingreso al sector de los parlantes para esqivar al tipo qe me decía qe ahi adentro no se podía fumar, te aproximaste con tu bufandita, tu sweater y tus jeans celestes grisáceos, y entraste a la pista y simultáneamente a mi corazón.
A decir verdad, yo te imaginaba un centímetro y medio más alto, pero igual eras ideal.
Todo, todo había construido como si te hubiera tenido alguna vez frente a mí, hasta imaginé tu voz, aunqe desgraciadamente no recuerdo cómo se escuchaba en la vida real...
Saludaste a un par, no te vi tomando nada, y parecías muy normal.
Yo hasta antes de verte anoche creía qe fumabas Cannabis... Pero tal vez fueron sospechas vanas.
No tengo ningún prejuicio eh, solo te comento para qe lo sepas.
Ahí, después de unos 10 minutos en los qe con tu presencia marcaste mi expresión facial, se rompió el hielo del primer misterio qe te cubría para mí, y uno de los de mi derecha me preguntó acerca de tu sexualidad ante mis insoportables e incontestables preguntas neuróticas como "cómo estoy? CÓMO ESTOY!?!", "crees qe se me de? es el amor de mi vida!"
Era un punto fuerte, y yo carecía de referencias absolutamente, entonces decidimos activar una especie de plan qe no había sido ni conversado, ni programado, tal vez era una imaginación mía, pero era un plan de acción para tomar cartas en el asunto.
-Vestimenta? Chico normal... No creo qe...
-Mirá, siempre hay algún mínimo detalle qe delata, pero no hay certezas. Por ahí si escucho la voz lo saco. Nunca falla
Pasaba el tiempo, y aunqe los dos factores qe iban a ser analizados habían dado negativos (o sea, a favor de mi causa) yo seguía desconcertada, porqe te veía hablando con chicos, con chicas, con TODOS, menos conmigo.
Ahí fue cuando casi toqé el cielo.
Dame unos segundos para recordarlo y sentir nuevamente el calor de la escena...
Estaban pasando estilos onda Fun People, mezclado con The Cure y otros... Y todos saltábamos como retardados.
El juego era divertido, si no te qerés morir tenés qe saltar al mismo tiempo y altura qe todos los demás, y lanzarte contra ellos porqe generalmente algo blandito siempre te hace de paredón, a menos qe te des contra un paredón posta... Pero ahí ya se cagó el sistema.
Yo eufórica y despeinada, con la falda por la nuca, el top casi dado vuelta y la cartera descosiéndoseme del brazo.
Vos etéreo, volátil, casi impercetible y al mismo tiempo foco de atención, ya sin el sweater, ni la bufantida; sólo tus anteojos qe hacían reflejos coloridos de las luces de pista me mostraban qe en realidad estabas ahi parado, justo frente a mí.
Mi poca habilidad ebria para disimular, y mi empeñado y rebuscado andar para poder conseguir proximidad a vos me situaban a menudo devant toi.
En esas ocasiones yo sentía qe me moría, y aunqe no fuera así sentía qe todos a mi alrededor me decían "go Mar!"
Pero no estaba lo suficientemente "entonada" como para mandarme la gran "jamás lo hice, pero lo intentaré", asiqe me limité a saltar con la multitud de espejos, golpeando mi bolso accidentalmente contra los vidrios situados autour.
Cada vez qe comenzaban los estribillos, y con esto léase "el escándalo" o por qémáqina de lanzar pelotas de tenis contra mí, y cuando la "calma" volvía a reinar, te veía caminando entre la gente. Supongo qe por mi absurdo estado creía qe caminabas hacia mí, y tenia la boba ilusión de qe esta vez me hablaras.
"Ahora! Ahora viene!! Y acá! Seguro esta se me da, seguro, yo sé qe me vio cuando lo miraba... Por ahi decidió arrancar...----- Ah... No... sigue de largo.. Bueno... La próxima, la próxima, a no perder ánimos!"
Sabes? Tengo una duda pre-existencial: me lo hacías a propósito, no? Porqe o sea, yo te miraba, y te miraba, y vos caminabas y parecías llegar a mí como enviado por correo, y te qedabas casualmente parado y frente a mí, y por el movimiento de la gente te tenía HIPER cerca, y yo te miraba para ver si había alguna complicidad o lograba revolucionar alguna parte de tu cerebro para qe te diera la orden de atacar... Pero jamás logré ver si me miraste en alguna oportunidad, y creo qe jamás me miraste en toda la noche.
Después de ese sinfín de chances, terminé en el patio con los chicos, fumando como perro, almacenando cerveza en mi interior cual cactus, y contando mi experiencia anterior en la pista.
-Pero Mar, vos tenés qe echar piqe. Si no te conoce hacete conocer
-Claro, qe qeres qe haga? Qe vaya y le diga "Hola! Sooooy Mar!"?
-Sí blda, me gustó lo de "soooy Mar!" Los chicos Indie son así
"Los chicos Indie son así". Todo dicho, ya sabía qe tenía qe ir a hablarte y rogar a mi Dios, qe anoche rebauticé como "Dios de Mar" (imaginense por dos segundos las "sapiencias" qe decía como para olvidar qe mi Dios personal se llamaba Soibaba, no es un error, yo sé qe hay uno qe se llama saibaba y no es Dios, pero el mío es Soibaba y es mi Dios y de nadie más, me cuida y por eso sigo viva).
-Pero... no puedo hablarle... Estoy demasiado sobria todavía...
-Igual, después de esta birra ya vas a estar lista
Me senté entonces en una silla rota de esas de colegio a un costado del reflector de luz negra con la botella de vidrio en la mano, y habiendo tirado los vasos de plástico por "practicidad" comencé a darle de un modo muy "féminin" del pico.
Ojo, lo hacía con alegría, porqe pensaba qe cada trago qe avanzaba me acercaba más a vos; fue especial porqe parecía una piola enfundada en ropa linda pero desencajada para el tono de todos los de la fiesta (lo qe no me calienta ni me calentó en ningún momento... Tal vez es hora de qe sepas qe... soy así) qe se mamaba, porqe es la expresión qe mejor cuadra con la escena, contra una pared con sus amigos.
Cuando terminé, qise trepar por la escalera qe había a mi lado, de esas de pintor, y saltar para golpearme la cabeza contra el césped orinado por hombres, porqe te vi hablando con otra.
Por despecho podría decir qe era fa, qe su vestido no la favorecía, qe estaba mal vestida, qe era chueca, qe le faltaban dientes, qe estaba mal pintada, qe es una devoradora de animales inocentes, qe es una inmoral, qe tenía aires de "femme fatale" y no llegaba ni a "enfant terrible", qe golpea a su gato, qe atropella perros, qe maldice a viejitos por la calle, qe escupe los carozos de las aceitunas al suelo, qe babea su almohada cuando duerme, qe su pelo es feo, qe está a favor de la esclavitud, qe odia a los caballos, y muchas cosas más...
Pero no voy a decir eso, voy a comentarles solo qe tenía el pelo corto, onda Yelle (y yo IDOLATRO a Yelle, asiqe era un golpe bajo, bajísimo..) y qe cada vez hablabas más y más cerca de ella.
Parecía qe qerías literalmente hablando, comértela. Creo qe hasta podía ver las partículas de tu baba sobrevolando por la fiesta y estrellándose contra su cara...
Pero ella aparentemente tenía una actitud de negación a vos y cara de "somos amigos".
Vos ya estabas colorado para ese entonces... me perdí del por qé; y aunqe no qisiera nunca desearte el fracaso, me alegré de qe no haya pasado nada con la del mètre carré en la tête.
-Me abandonó, no me ama... Y NADIE puede no amarme! No se va a ir sin amarme! tendré chances?
-Mirá... para mí qe está buitreando...
-Cómo buitreando?
-Claro! buscando minas...
Lamentablemente la masa nos volvió a separar, amor mío, y para cuando estaba decidida a tomar la iniciativa y ponerme los pantalones del encare, corrí "al baño" para buscarte, pero no te encontré.
Al salir (porqe me comí una tremenda cola y tenía MUCHAS ganas) decidí dar una segunda vuelta más tarde, pero también fracasó; te habías ido.
Supongo qe no hay demasiado más qe contar...
En cuanto lo confirmé debido al reducido número de locos qe qedábamos, dije en suspiro "this bird has flown...", y mientras rechazaba prácticamente a mi sueño americano de tenerte, Indie boy, un engendro se acercó para socializar conmigo.
La verdad no tenía interés; si lo dudé en algún momento fue solo para buscar diversión fácil en medio de mi tormento, con las seis y pico de la mañana ya sobre mi cabeza, pero después rápidamente me arrepentí, saludé a los míos y me fui por la puerta de entrada, todavía sacándome a un supuesto carpintero de encima.
Así terminó la noche en qe más cerca te tuve, fue la primera, pero no la última.

No hay comentarios: