▬A line allows a progress, a circle does not. ○

11.12.10

Qiero paz, qiero correr. Qiero frescura, tranqilidad.
Arboles, pasto, no ovejas, solo pasto.
Intranqilidad del no-rechazo, o por lo menos no del explicito.
Lo qe me incomoda se oculta en lo mas hondo de mi, y no sale muy de vez en cuando.
Hasta qe bajo las guardias, y ya en la vigilia del sueño, se deja ver.
Cuenta cuentos, para introducir su dolor y su amargura, y despues finalmente comienza.
No tiene voz. Primero uno cree qe sí, y qe es demasiado baja como para poder oirla.
pero en el instante en qe uno dejo de engañarse, puede percatarse de qe no tiene voz propia, pero tampoco prestada.
Simplemente está, y cuando su sombra se proyecta insinuando el por qé de su afliccion, hay qe escuchar con cuidado.
No hay reemplazo qe te extinga, si es qe alguna vez importaste realmente.
No hay qien te supere, siempre qe hayas sido lo qe realmente se busco.
Y lineas vacias no van a hacer qe nadie vuelva, qe nadie se vaya.
En las lineas vivo, en estas lineas vivo yo.
En las lineas bailaremos, siempre qe me qieras volver a ver. Siempre bailo yo.
Ya dije una vez qe podrias lastimarme, pero qe no me importaria...
Callejuelas empedradas, adoqines heridos por los viejos y malvados años, qe todo dañan y hacen qe parezca qe nada perdurara.
Bancos de plaza qe solian ser verdes, pero ya no llegan a ocre.
Hay una cierta armonia en la tristeza, una especie de dicha.
Es como un carruaje, qe te lleva, onirico, a tu interior.
Es un cable a la verdadera profundidad.
Inmensa, profunda, profunda como el recorrido ida y vuelta hacia el centro de la tierra tres veces.
Es asomarse al sinfin de oscuridad representado dentro de nosotros, para luego hallar luz.
Es un lugar tan profundo donde se guarda este dolor, qe al gritar, su voz no hace eco, no hace sonido, ni jamas crepitara.
Desde alli aulla el desconsuelo, y desde alli no me deja oirlo, hasta qe el efecto secundario de su mutismo me obliga a bajar otra vez y enterrarme temporalmente, para llorarlo en exterior, sin saber por qé.

No hay comentarios: