▬A line allows a progress, a circle does not. ○

19.5.15

Hace mucho que no me hallo.
Pero no en el sentido personal, sino en mi sistema de vida.
Siempre me la pasé de una cosa a la otra; de una visita a amigas, hasta una actividad extracurricular cualquiera, cualquier idioma, algún instrumento? deportes...
Casi sin darme cuenta, seguí por inercia a mi vida universitaria, a cursar, a estudiar, a seguir con las actividades extracurriculares, la vida, los amigos, los perros, y las casas, y la vida...
Y ahora que me encuentro sin nada qué hacer, me siento desorientada.
Es como si sufriera el tiempo libre. Y en vez de motivar mi curiosidad, me deprime.
Es como si tuviera tiempo de ocio acumulado, y llegada la hora ya no pudiera disfrutarlo.
Dónde quedaron mis anhelos de tarde de invierno al sol, de llegar a casa para tener un instante libre? Claro que, a las 21.30 cuando llegara  a casa, tenía otras cosas que hacer; y llegado el fin de semana se volvía obligatorio gozar de ese ocio, aprovechar el tiempo, descansar poco. Hay que cocinar, hay que visitar amigos, hay que salir, y tomar vino, mucho vino, y después juntarnos con más amigos, y más gente, para así el lunes charlar de qué bueno que estuvo nuestro tiempo de ocio, y cuánto nos divertimos, y revivir las anecdotas del fin de semana, y desear que llegue el próximo, y así.
Es justo que yo, que siempre me consideré una libre soñadora, necesite un horario? Necesite una vida, un cronograma de actividades con horarios restringidos para así hallar mayor regocijo cuando nos pasamos por 15 minutos del tiempo de la próxima actividad? Esa es la libertad?

No hay comentarios: